Los sistemas antihurto están diseñados especialmente para su instalación en comercios: supermercados, farmacias, perfumerías…
Se componen de dos arcos de detección, generalmente ubicados en la entrada principal, y de los accesorios necesarios para su funcionamiento: alfombrilla desactivadora, etiquetas, clavos, etc…
Gracias a estos sistemas, se consigue minimizar al máximo el riesgo de pequeños hurtos en los comercios.

PRODUCTOS Y SISTEMAS ANTI-HURTO